Principal
Arriba
Oferta del 50%
Planes Unix
Planes Windows
Detalle del Servicio
Programas Incluidos
Comparando Planes
Cartera de Clientes
Los Clientes Opinan
Costo de los Servicios
Nombres de Dominio
Diseñadores Web
Documentos
Revendedores
Usos Aceptables
Deseo contratar el servicio de web-hosting ahora

Sea revendedor de servicios de webhosting

 

Pyme.net.uy - el " web - hosting " de la empresa del Uruguay

PYME
.net.uy

 

 

Pyme.net.uy - el "web-hosting" de la empresa uruguaya

La e-vasión impositiva.

Por Sergio Correa

El auge del comercio electrónico comienza a extenderse más allá de Estados Unidos. Según la Organización Mundial de Comercio (OMC), "es posible que el comercio electrónico a través de Internet represente el 2% de todas las transacciones comerciales en los países industrializados dentro de un período de cinco años". Sin embargo, aún no se sabe como regularlo

International Data Corporation -IDC- estima que en América Latina los ingresos por comercio electrónico crecerán a US$8.000 millones en 2003, de US$167 millones en 1998. Sin embargo, existen muchos obstáculos en el camino del comercio electrónico. Además de los problemas usuales de derechos de autor, certificación y firmas electrónicas, validez de los acuerdos electrónicos y de resguardar la información del consumidor, también está el asunto de impuestos y aranceles. Y al tratarse de unos US$8 millones, uno puede estar seguro de que los gobiernos van a querer asegurarse su porción del pastel.

En algunos casos, los impuestos sobre las ventas o impuestos de aduana es relativamente fácil. Si se realiza un pedido en Brasil para comprar una computadora a una empresa estadounidense, se impone un impuesto sobre el producto cuando llega al país.

Si se compra un libro, un CD o un video a Amazon.com, este producto se envía directamente a su casa. En cualquier caso, existe un producto físico que en la mayoría de los casos está cruzando las fronteras de los países y cuya trayectoria se supervisa de cerca.

Pero ahora la situación se complica: productos digitales cruzan fronteras con impunidad, y se hace difícil -y en algunos casos imposible- supervisar y hacer cumplir las leyes impositivas. De más está decir que esto plantea un nuevo reto para los negocios y gobiernos.

Ya es común bajar software de Internet; la música digital, a pesar de la controversia que crearon Napster y MP3.com, está recibiendo un fuerte impulso por parte de Sony y otras compañías que apoyan formatos de música que pueden bajarse de la Web.

La firma consultora Ernst & Young señala en un estudio -cuyo título es "Masters of Complexity and Bearers of Great Burden: The Sales Tax System and Compliance Costs for Multistate Retailers (Maestros de complejidad y portadores de una gran carga: el sistema impositivo sobre las ventas y los costos de cumplimiento que suponen a los minoristas en múltiples estados)- que una de las primeras dificultades es determinar si los productos digitales como software o música que se pueden bajar de Internet son "productos tangibles a los que se le pueden imponer impuestos o productos intangibles que no están definidos en las leyes de impuestos sobre las ventas".

La respuesta no siempre es clara, pero las repercusiones para los negocios pueden ser significativas. Según el estudio, los pequeños minoristas en particular podrían verse afectados por los altos costos de cumplimiento, y las complejidades que conlleva el comercio internacional.

Para los grandes minoristas estadounidenses, cuyos negocios abarcan 15 estados distintos, la responsabilidad de cobrar impuestos sobre las ventas les significa un costo de cumplimiento del 8,5% de los impuestos totales que recaudan. Para compañías medianas y pequeñas que operan en todo Estados Unidos, los costos que le suponen cumplir con el cobro de impuestos pueden equivaler a entre un 48% y un 87% de los impuestos sobre las ventas recaudados.

Aunque el estudio sólo se concentra en los Estados Unidos, los problemas se aplican a cualquier venta minorista internacional, donde los gobiernos son los "maestros de la complejidad" a la hora de diseñar sistemas de régimen fiscal y aranceles.

Por el momento no hay una solución fácil para ayudar a los negocios de comercio electrónico a aliviar sus problemas de cobro de impuestos, aunque muchos gobiernos latinoamericanos comienzan a tratar este y otros problemas.

Al final, sin embargo, los gobiernos y los comercios tendrán que trabajar conjuntamente para simplificar los problemas de regulación, para así fomentar el crecimiento del comercio electrónico y el desarrollo económico regional.

Actualmente hay varias iniciativas sobre la mesa, incluyendo una propuesta para cambiar el código de comercio de México; un proyecto de ley en Brasil para reconocer legalmente la validez de las firmas digitales y los documentos electrónicos,; y otra legislación pendiente en otros países latinoamericanos.

Pero todavía está por verse cuán rápido estos gobiernos podrán aprobar estas leyes. Desafortunadamente, el tiempo en Internet no corre al mismo ritmo que el tiempo en el gobierno.

Sergio Correa de Notimail.net

Atrás Principal Arriba Siguiente

 

OFERTAS
pago adelantado
12 meses x 6
6 meses x 4


Principal
Buscar
Contáctenos
Mapa del Sitio
F.A.Q.s
Novedades

























| Agregar a favoritos |
© 2000 - 2007 www.Pyme.net.uy - el "web-hosting" de la empresa uruguaya
Jaime Cibils 2613 - 11.600 Montevideo - Uruguay
099 14 43 19 - 481 02 04
informes@pyme.net.uy